POEMA DE LA CONVULSIÓN

A veces en el cerebroE

se arma un tremendo jaleo.

 

Unas neuronas se enfadan

y no hacen lo que les mandan.

 neurona copia

Tienen una pataleta,

 como un niño una rabieta.

 

Y obligan a que se muevan

 los músculos, aunque no quieran.

 20150323_135957

La persona cae al suelo:

se le agita el cuerpo entero.

 

Manos, piernas, ojos, boca,

la cabeza como loca…

 

Se mueve sin ton ni son:

¡Esto es una convulsión!

 

“¡Le está dando la corriente”!

piensa, asustada, la gente. 112

 

1-1-2 marcad,

y por ayuda esperad.

 

¿Y cuánto dura este estado?

Pues depende del “enfado”.

 herramienta-de-reloj-circular_318-59031

El cerebro cansará;

y el “ataque” cesará.

 

Es cuestión de dos minutos.

Mientras tanto, ¡no seáis brutos!

 NADA EN BOCA

¡No metáis nada en su boca!  ¡No le dejáis respirar!

 ¡Cuidado con vuestros dedos!  ¡Mordiscos os puede dar!

¡No le agarréis fuertemente, que le podéis lesionar!

 Sólo dejad que se mueva: la convulsión parará.

 

Al acabar la “rabieta”,

aunque ya se queda quieta,

 

la persona no despierta,20151023_135712_editado-1

¡y parece como muerta!

 

Tras el esfuerzo, agotada,

está  “frita”, desmayada.

 

 Inconsciente y azulada

diez minutos, ¡casi nada!

 

Boca arriba va a roncar:

de lado le hay que girar.

 P1080404

Y esperar con gran paciencia

a que recupere fuerza.

 

Cuando por fin se despierta,

¡ninguna pregunta acierta!

 

“¿Qué ha pasado? ¿Dónde estoy? confuso

¿Quién soy yo? ¿Qué día es hoy?” 

 

No se ha enterado de nada.

Está súper despistada.

 

No reconoce las caras, 

dice o hace cosas raras.

 

Todos “tranquis” esperando,

que se irá recuperando.

 

Y aunque mal lo habréis pasado,

en un susto habrá quedado.

19.1

Anuncios

2 comentarios sobre “POEMA DE LA CONVULSIÓN

Agrega el tuyo

    1. Eso te lo puede responder mucho mejor tu pediatra, o el neurólogo, que yo. Hasta donde yo sé, si las convulsiones son cortas y muy espaciadas, no es necesario nunca. Si duran más de 3 minutos, o son muy seguidas, o son “diferentes” de las más comunes, o el pediatra o neurólogo ven indicios de que el niño pueda ser epiléptico, o simplemente padres y médicos se quedan más tranquilos, entonces os darán Stesolid o algo similar para tratar de cortarlas hasta que llegue la ayuda.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: