¡UNA CONVULSIÓN FEBRIL!

 Cuando terminó la consulta, el pediatra se asomó al pasillo para ver si quedaba alguien. Una madre y su hijo estaban sentados esperando, aunque no estaban citados ni parecía que el chico estuviese enfermo. -Pasen, pasen – les dijo el médico, un poco extrañado. La madre empezó a explicarse. -Yo quería pedirle un favor, doctor.... Seguir leyendo →

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑